Política de Calidad

Manual del sistema de gestión de calidad (SGC)

POLÍTICA DE LA CALIDAD

En Sevilla a 19 de Diciembre de 2018

La sociedad Sicrom Servicios de Sistemas y Comunicaciones, S.L. se constituye con su actual forma jurídica el año 2003, y que actualmente tiene su sede en el Polígono Industrial Fuentequintillo (Montequinto – Sevilla), con el objeto prestar servicios de outsourcing, implantación de proyectos de nivel avanzado, soporte técnico y desarrollo, abanderando el principio de transmisión de confianza, seguridad y calidad,  con una clara vocación de búsqueda del beneficio de los clientes impulsada por las nuevas tecnologías.

La dirección de  Sicrom Servicios de Sistemas y Comunicaciones, S.L ha decidido establecer, documentar, implementar y mantener, un sistema de gestión de la calidad de conformidad con la norma internacional UNE-EN ISO 9001:2015. En esta línea, la dirección de Sicrom Servicios de Sistemas y Comunicaciones, S.L se compromete a:

  1. Cumplir con los requisitos de los clientes, con los requisitos legales y reglamentarios aplicables, y con los propios de los servicios y producto suministrados; y
  2. Mejorar continuamente la eficacia del sistema de gestión de la calidad.

 

De esta forma, la dirección de Sicrom Servicios de Sistemas y Comunicaciones, S.L hace de esta política un marco de referencia para establecer y revisar los objetivos de la calidad y gestión de los servicios con base en estos principios:

  1. La mejora continua de la gestión empresarial se consigue con la gestión eficaz de sus procesos, y es responsabilidad de todo el equipo que compone la organización;
  2. La fidelización de los clientes es el resultado de su satisfacción, y se consigue cumpliendo los objetivos de servicio, cubriendo sus necesidades y superando sus expectativas aportando valor añadido.

 

Asimismo, la dirección de Sicrom Servicios de Sistemas y Comunicaciones, S.L asume la responsabilidad de comunicar y explicar la política del Sistema de Gestión de la Calidad de los Servicios, para su comprensión en todas las funciones y niveles dentro de la organización, así como la responsabilidad de revisarla para su continua adecuación en el tiempo, manteniendo siempre la integridad del sistema de gestión de la calidad.