Sicrom #InnovaciónÚtil SmartDatacenter - Rubrik Mellanox Nutanix

Planificación y comunicación, claves prioritarias en la gestión del cambio tecnológico.

Sicrom Sobre SICROM

El cambio es algo connatural a toda organización. Sea del tipo que sea. Y, bien es verdad, que el desarrollo tecnológico lo ha acelerado. De modo que el cambio ha dejado de ser una opción, para convertirse en una realidad, en gran medida, permanente para la que las empresas e instituciones deben estar preparadas.

Las organizaciones que no cambian, que permanecen inmutables con el tiempo mueren, desaparecen. Pero también es cierto que las transformaciones, los cambios suelen llevar aparejadas situaciones que en muchos casos no son fáciles de manejar o digerir por parte de la estructura de la organización.

¿Y por qué? Compartirán conmigo que todo cambio supone romper la inercia y dinámica de las personas y las compañías, salir de la llamada zona de confort, lo que nos obliga a actuar de forma distinta a como lo veníamos haciendo.

Si la gestión de cualquier cambio puede acabar generando resistencia en los equipos y departamentos, el cambio tecnológico precisa de un cuidado especial, de un control extra. Ya que a la resistencia o incertidumbre que despiertan las transformaciones, hay que unir el potencial estrés que puede desencadenarse al cambiar la herramienta o el desarrollo tecnológico que controlábamos y utilizábamos, con el que seguramente nos sentíamos cómodos. Sobre todo, cuando los cambios afectan al software, que son los instrumentos por excelencia en la gestión de las organizaciones.

A la vista de que el cambio y su velocidad se han convertido en factores esenciales para el éxito y crecimiento de mi organización, ¿qué hago, entonces, como directivo o responsable tecnológico en mi compañía o entidad, para gestionarlo adecuadamente?

Lo primero con lo que debemos contar a la hora de abordar la gestión del cambio es disponer de herramientas y conocimientos que nos permitan enfrentarlo con garantías de éxito, y con la agilidad suficiente como para que no merme la actividad o la vida de nuestra organización.

SICROM cuenta con una metodología perfectamente estructurada que facilita su abordaje. Un sistema diseñado y pensado para su aplicación práctica, para una ejecución precisa que desemboque en una puesta en marcha eficaz y ágil.

Una metodología que se concreta en acciones de comunicación, formación, motivación y liderazgo, dentro de un elaborado plan de acción que se centra en las siguientes fases:

  • Definición del objetivo.

  • Diagnóstico de la situación actual.

  • Diseño y desarrollo de la estrategia y plan de acción.

  • Seguimiento de la solución y control.

La propuesta de SICROM aporta a las organizaciones un doble valor añadido, gracias a nuestra visión global: una planificación y ejecución profesional del cambio tecnológico como tal, es decir, de las soluciones TI a implementar; un apoyo experto y continuado en la comunicación de las mejoras que el propio cambio supone y un respaldo y difusión adecuado de los valores y los nuevos objetivos que la visión del líder representa para la mejora de la organización.

¿Qué conseguimos con la colaboración mutua entre SICROM y las organizaciones con nuestras soluciones de gestión del cambio?

Dos cosas fundamentales para que resulte todo un éxito: la empatía y el compromiso de los equipos para que el proceso funcione en todas y cada un de sus fases. La verdadera savia que hace que el cambio sea efectivo y alcance todo su potencial real.

Para SICROM contribuir a la mejora de las empresas y entidades por medio de una óptima gestión del cambio, es un objetivo estratégico, su razón de ser.

Así pues, ¡no le tengas miedo al cambio, afróntelo con conocimiento y experiencia! ¡De nuestra mano!.

– Permanece atento, en breve publicaremos dos artículos relacionados, donde hablaremos de ¿Cómo debe ser la fase de arranque o inicio en un proceso de gestión del cambio? y ¿Cómo testear que el cambio TI se ha realizado bien?.

Mario Gallego Delgado

Responsable de Comunicación en SICROM