Sicrom #InnovaciónÚtil SmartDatacenter - Rubrik Mellanox Nutanix

«Abordamos las necesidades financieras y de tecnología con una visión global, como soluciones de negocio para las organizaciones»

Sicrom Sobre SICROM

Comenzamos en nuestro Blog una serie de entrevistas a responsables de áreas y expertos de SICROM sobre asuntos y temáticas de especial interés y relevancia para la actividad de empresas y organizaciones.

Arrancamos con Alejandro Gallardo, Director Adjunto de SICROM, que desgrana en esta entrevista el enfoque global que la empresa aporta al mercado. Y subraya que para SICROM el aspecto financiero no es sólo cuestión de soluciones, sino de visión estratégica, de compartir objetivos e ir de la mano con los clientes.

Según los expertos y un significativo número de informes, la compleja situación económica de los últimos años ha incidido de manera directa en una merma de la inversión tecnológica en muchas pymes y entidades. ¿En qué medida contribuye la financiación TI a paliar este escenario?

En efecto. La compleja y difícil situación económica y, sobre todo, su duración han afectado a la financiación de la empresa de modo general. En un plano más concreto, ha incidido de forma directa en la financiación de los proyectos, de manera que muchas organizaciones se han replanteado nuevas inversiones. La financiación TI contribuye a mejorar la competitividad en los mercados, frente a la competencia, permitiendo acometer inversiones tecnológicas que proporcionen mejoras en la producción, ahorro de costes o control de errores, entre otros aspectos de relevancia para las organizaciones.

Es decir, ¿Apostar por la racionalidad, el equilibrio y la solvencia?

Disponer de un coste adaptado a las necesidades tecnológicas reales en cada momento permite a las empresas tener un carácter muchas más competitivo. Insisto, necesidades reales y bien analizadas. En un mercado donde los precios son contenidos y estudiados con atención, donde las aportaciones de valor dependen del coste que puedan soportar las compañías, optimizar el activo tecnológico en función de dichas necesidades supone una gran ventaja.

En este sentido, ¿Cuál es la propuesta de aportación de valor de SICROM?

En SICROM tenemos una máxima muy clara: poner a disposición de nuestros clientes todo nuestro conocimiento y experiencia. Es decir, dar todo lo que somos en todos y cada uno de los proyectos que desarrollamos. En el caso concreto de las necesidades financieras de las organizaciones, hemos actuado del mismo modo: investigando, siendo sensibles a la realidad de nuestros clientes. En definitiva, poniéndonos en su lugar. Y de este contacto con el día a día, hemos derectado una serie de necesidades financieras que impiden a muchas entidades acometer sus inversiones y/o proyectos TI de una forma óptima. De ahí que propongamos en nuestro nuevo catálogo una serie de soluciones financieras que se adaptan a la nueva realidad de las empresas. SICROM ha decidido ir mucho más allá de lo que suele ofertarse en el mercado TI, para centrarnos en nuestros clientes y adaptar nuestras soluciones a sus necesidades.

¿Como encaja esta apuesta de la compañía dentro de su estrategia de creación de innovación útil para las organizaciones, como una de sus principales señas de identidad?

Qué duda cabe que si algún capítulo es consustancial con nuestra visión de innovación útil, éste es el financiero. Y explico el porqué. Nuestra propuesta la definimos como innovación útil, que se basa en utilizar toda la tecnología existente en el mercado con objeto de conseguir un máximo beneficio en las organizaciones con las que trabajamos. Este beneficio puede ser reflejado en el aumento de la cuenta de resultados de una empresa, en un mayor control económico-financiero en las corporaciones, en la mejora en la atención ciudadana, en el caso de la administración, en controlar y paliar errores en cadenas de producción, entre otros muchos aspectos. Por tanto, el equilibrio y control financiero es esencial en la visión que tenemos de las organizaciones.

¿Cómo se concreta la oferta de servicios del portfolio en materia de soluciones financieras?

SICROM está enfocada a ofrecer soluciones de negocio. Nuestro objetivo es hacer posible que las organizaciones con las que trabajamos sean capaces de lograr sus objetivos estratégicos, para lo que es imprescindible que su estrategia TI y sus acciones en este ámbito estén perfectamente alineadas con la estrategia corporativa. Entendemos las organizaciones desde un punto de vista global, siendo conscientes de que el aspecto financiero tiene una importancia vital para cualquier empresa o administración pública. Es por esto que nuestros consultores están familiarizados con este campo. Toda solución tecnológica o propuesta de inversión que realizamos, lleva consigo: 1) Un intenso análisis del mapa de soluciones y necesidades de nuestros clientes; 2) un análisis económico-financiero que nos permita gerantizar su control en la adopción de tecnología; y, por supuesto, 3) un conocimiento del ROI (retorno de la inversión), examinando los beneficios que aporta cada tecnología y la inversión requerida.

Conseguir una radiografía lo más precisa del cliente…

Para nosotros no puede ser de otro modo. Y menos en un aspecto tan importante para las organizaciones como es el binomio tecnología- enfoque financiero. Este esfuerzo previo nos pondrá en situación de conocer las dimensiones óptimas de la inversión a realizar, pudiendo asesorar y ofrecer una financiación a medida, y un plan de amortización de activos que se ajuste perfectamente a las necesidades de cada cliente. En SICROM estamos convencidos de que los recursos que destinan las organizaciones a tecnologías o departamentos TI, no son gastos o costes, sino inversiones, y así debe transmitirse.

Precisamente, los avances tecnológicos como, por ejemplo, el Cloud o el Big Data, permiten a las organizaciones enfocar su inversión tecnológica de una nueva manera. El llamado pago por uso o Technology as a Service. ¿En qué consiste y cuáles son sus principales ventajas?

Esta tecnología de pago por uso o Technology as a Service (TaaS), como lo llaman en EEUU, tiene su origen en un acertado intento del mundo tecnológico por adaptarse a la nueva realidad económica. Hoy en días, más del 70% de la economía mundial está formada por el sector servicios, según los datos aportados por el Banco Mundial en 2015, y este porcentaje continúa creciendo. Es constatable cómo las empresas son cada vez más proclives al cambio, y pasan a ser entes flexibles que crecen o decrecen para adaptarse al entorno.

En este escenario, es lógico pensar que las organizaciones no pueden continuar dando el mismo trato a la tecnología. Esta transformación que está experimentando la nueva economía global e interconectada requiere nuevos enfoques en cómo se desarrolla la tecnología, cómo es entregada, comercializada y, por supuesto, consumida. Esta forma totalmente adaptativa y personalizada de entender la tecnología es definida como Technology as a Service, y aporta numerosas ventajas al cliente:

– Es totalmente personalizable y exclusivo.

– Al consumirse bajo demanda es absolutamente flexible: es decir, los recursos o funciones son solicitados y escalables en función de las necesidades del negocio y organización.

– El usuario paga por la utilización que haga, no por la propiedad de la infraestructura: esto permite convertir los costes fijos o estructurales en variables. Sin renunciar a una total disponibilidad.

En definitiva, el modelo TaaS tiene como objetivo un aumento en la competitividad de las organizaciones, ya sea a través de un incremento del valor añadido que puede ofrecer a terceros, del aumento de márgenes, o permitiéndole disminuir el precio final de sus productos o servicios.

¿Y cómo se modula en SICROM?

En SICROM entendemos la TaaS como estrategia proactiva, un paso más que nos aleja de la tecnología como producto de consumo masivo o estándar, y nos acerca a ese modelo de aportación de valor donde el cliente es el verdadero corazón de las soluciones y servicios. Somos conscientes de que, como toda transición estratégica, debe ser cuidadosamente planificada, requiriendo una serie de capacidades técnicas, comerciales y operativas para su exitosa aplicación.

A la vista de lo que nos comentas, ¿Cómo está contribuyendo esta transformación al posicionamiento de la compañía?

Este cambio de modelo en el que está inmerso SICROM, ha permitido que, durante el ejercicio 2015, en torno al 80% de nuestro volumen de facturación haya sido proveniente del área de soluciones y software, viéndose reducido de una forma importante el peso del hardware dentro de nuestra compañía con respecto a años anteriores. Esta nueva filosofía nos ha permitido posicionarnos como una empresa proveedora de soluciones de negocio con alto valor añadido, y como referente en el mercado.